fbpx

Hace un par de años, trabajando en un reporte trimestral en la oficina de un Grupo Financiero, siendo las 11 de la noche, pasó por mi lugar para despedirse de mí el Director de Finanzas, y me dijo: “Daniel, me imagino lo que estás preparando y desde el otro día te quiero dar un consejo, ‘lo perfecto es enemigo de lo bueno’, ya descansa y presenta esa versión mañana”.

En ese momento no lo entendí, después me fui percatando de cuántos reportes, aplicaciones, manuales, nuevos productos, entre otros, no estaban listos por estar buscando esa versión final, ese trabajo perfecto, ese producto inmejorable. El concebir esto, me ha permitido alcanzar en los últimos años un mayor avance en mis proyectos. 

Si observamos la evolución en la historia del hombre, el común denominador es que nada permanece inalterado, siempre ha estado presente el cambio. 

En el año de 1789 se creía que el carruaje creado por Oliver Evans, era el mejor vehículo jamás creado; en 1908 el modelo T creado por Henry Ford para producción en serie, renovó el paradigma; y hoy, en el año 2020, vamos al siguiente gran paso de la mano de Elon Musk, cofundador de Tesla. 

Adicional al ejemplo automotriz, la industria tecnológica, la farmacéutica, la aeroespacial, y muchas otras, presentan una evolución acelerada, exponencial y constante.  Siempre hay una nueva versión para un sistema operativo, para un medicamento o para un cohete.

Entonces es fundamental para el progreso, eliminar de nuestra mente el término “perfecto”, ya que la historia demuestra que es una falacia. Sí existen “bueno”, “muy bueno”, o “lo mejor” de algo en un momento determinado, mas no “perfecto”. 

Es hora de quitarnos el miedo a no alcanzar la perfección y simplemente dar el primer paso HOY, siempre imprimiendo el máximo esfuerzo y calidad, y sabiendo que todos los días serán una buena oportunidad para generar una mejora continua (evolución) a eso que ya creamos. 

Trasladando estas líneas al plano de nuestras finanzas personales, el mejor momento para ahorrar, para invertir y para planificar a futuro nuestras metas financieras es HOY. Como bien dicen: “el primero en llegar, es el último en morir”.

Es muy común postergar el ahorro diciendo: “nada más compro este teléfono y empiezo”, “nada más que me llegue el aumento de sueldo y empiezo”, “nada más que me promuevan y empiezo”, “nada más que cambie el coche y empiezo”, entre mil intenciones más. 

Lo perfecto es enemigo de lo bueno. El momento “perfecto” nunca va a llegar; sin embargo, el mejor momento es HOY. 

Comencemos a aplicar en nuestras vidas esta simple regla financiera: “NO AHORRES LO QUE TE QUEDE DESPUÉS DE GASTAR, MEJOR GASTA LO QUE TE QUEDE DESPUÉS DE AHORRAR”.

Daniel Galindo, Diseñador Financiero.

Recent Posts

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.